venres, 5 de xuño de 2015

Armas de diversión masiva para pedir justicia para Haidala

Pallasos en Rebeldía realizó una jornada artística rebelde en la capital grancanaria en apoyo a la huelga de hambre de Takbar Haddi
Iago Otero Paz - Las Palmas de Gran Canaria  04/06/2015 - el diario.es
Pallasos en Rebeldía y la Plataforma Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui organizaron este jueves una jornada artística rebelde en Las Palmas de Gran Canaria en apoyo a la huelga de hambre de Takbar Haddi, la mujer saharaui que lleva 21 días con esta protesta tras la agresión sufrida por su hijo, Mohamed Lamine Haidalla, que posteriormente le provocó la muerte. La madre reclama que se haga justicia por el caso y que le sean entregados sus restos mortales para poder enterrarlo.
Takbar Haddi decidió iniciar su huelga de hambre el pasado 15 de mayo para denunciar que su hijo no recibió la atención que necesitaba y que las autoridades de Marruecos cerraron el caso en falso al atribuir la muerte a una reyerta. La mujer ha rechazado recoger los restos mortales de su hijo en las condiciones que quería imponer el régimen marroquí por no considerar fiable la autopsia realizada y denuncia la situación de vulneración de derechos fundamentales que ejerce Marruecos sobre el Sahara Occidental desde hace más de 40 años. 
Hasta el campamento urbano frente al consulado de Marruecos de la capital grancanaria en el que Haddi reclama se trasladaron expresamente los payasos Iván Prado y Pepe Viyuela,   quienes por la tarde realizaron en ese mismo lugar una performance lúdica con el objetivo de entregar una carta al cónsul. Junto a ellos también estuvieron la cantante Amparo Sánchez y el portavoz de la Plataforma Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, Ismael Emboiric.
Prado aseguró que Haddi representa a la mujer saharaui que es "una figura importante en la resistencia contra Marruecos y dentro del orden de la familia" y que tiene poder en su silencio, resistencia y cotidianeidad. Además, le agradeció por recordar a los ciudadanos la "dignidad humana" y "lo importante que es para una madre que sus hijos vivan y que si sus hijos mueren en un estado dictatorial como Marruecos, no pueda tapar el bulto e intentar comprar su conciencia", en referencia a los 90.000 euros que según la familia el gobierno marroquí les ofreció por callarse.
Así, junto a la performance frente al consulado marroquí también se entregaron tres sobres de arena que representan la tierra del cementerio en el que esta familia lleva más de 500 años enterrando a sus familiares. Una familia que ha sufrido por este caso, ya que según informaron la madre de Haddi fue maltratada este miércoles en El Aaiún.  
Prado, que es portavoz circunstancial de Pallasos en Rebeldía, aprovechó su intervención para leer un manifiesto al pueblo de Marruecos en el que defendió que los payasos son "armas de diversión masiva porque le quitan la máscara al poder" y "porque la alegría disipa el dolor". "Los payasos no queremos a Marruecos encarcelando, asesinando e imponiendo un régimen de terror al Pueblo Saharaui ni a ningún pueblo, queremos actuar, pasear, cantar y danzar por las calles y los oasis de un Sáhara Occidental libre y feliz".
"Tampoco queremos que Takbar Haddi muera en su pulso contra el régimen marroquí y contra la desmemoria", continuó Prado, quien añadió que quieren justicia para Haidala y que Takbar "sepa que un día una banda de payasos y trapecistas y malabaristas y magos y quién sabe qué más fauna artística llegarán a su casa para celebrar que puede regresar a su tierra robada hace más de 40 años".
El artista también recordó que el pueblo saharaui está conformado por "ciudadanos españoles porque España huyó de la última colonia de África" y preguntó "qué belleza hay en que una madre muera, en que Marruecos siga matando a saharauis impunemente", para concluir diciendo que la dignidad le rememoraba a Las Madres de Plaza de Mayo.
Por su parte el actor Pepe Viyuela manifestó que se desplazó hasta la esquina ocupada por Haddi porque "merecía la pena estar aquí". "Es importante que se sepa lo que está haciendo Marruecos, ella ayuda a que se sepa qué está pasando en el Sáhara Occidental" indicó Viyuela, quien opina que lo sucedido con la muerte de Haidala " no es una casualidad" sino que "es un crimen premeditado y los criminales están suelto. Los criminales no son solamente aquellos que han ejercido la violencia contra el cuerpo y la persona de Haidala, sino que son todos aquellos que lo ocultan y todos aquellos que son capaces de cometer la barbaridad, brutalidad y el sucio acto de esconder un cuerpo y no entregarlo a la familia".
Asimismo el intérprete subrayó que no existe acto "más rastrero, asqueroso e indignante" que privar a una madre del derecho al cuerpo de su hijo para darle tierra de la forma que desee y que permanecer indiferente ante esto "nos convierte a todos en cómplices absolutos de un crimen aberrante" y agradeció a la madre de Haidala por su "dignidad, fuerza y ejemplo" de ser capaz de remover la conciencia de las personas y por encarnar la lucha y el sufrimiento del pueblo saharaui.
Por último, Amparo Sánchez cantó el tema Somos Viento, una canción de cuando la artista era conocida como Amparanoia. Esto antes de actuar por la tarde en la Plaza de La Música junto a Fermín Romero, Octavio Guagua Band, Nuria Caracoles, Tabúdejavú, Guacimara Gil, Agustín Lapertosa y Víctor El Duente.
Marruecos asegura que Takbar Haddi está "influenciada" por el Polisario
El Consulado de Marruecos ha asegurado este jueves que la familia de la saharaui Takbar Haddi, que lleva una veintena de días en huelga de hambre al lado de la sede del citado Consulado en Las Palmas de Gran Canaria para reclamar el cuerpo de su hijo, ha sido "acosada e influenciada" por personas del Frente Polisario.
En este sentido, inciden en que se trata de un asunto "instrumentalizado por el Polisario", ya que subrayan que las informaciones que se han emitido hasta el momento "no corresponden a la realidad de los hechos" y desde el Consulado se muestra "asombro" por las declaraciones de la propia Takbar Haddi, según el comunicado del Consulado al que ha tenido acceso Europa Press.
Asimismo, señalan que hay abierta una investigación sobre los hechos que causaron la muerte del hijo de Takbar Haddi, al mismo tiempo que apunta que los presuntos autores de los hechos están detenidos.
En relación con los restos del cuerpo del hijo de Haddi, el Consulado de Marruecos recuerda que el 8 de febrero de 2015 "se le realizó una autopsia" al joven, dando como resultado que la muerte se produjo por "complicaciones de las heridas a nivel de la faringe". Posteriormente, dijo, el 22 de febrero los restos inhumados se enterraron en Laayoune tras, aseguran, el "rechazo" de la familia del difunto "de recibir sus restos".

Por ello, matiza, las declaraciones de Takbar Haddi "no se ajustan a la realidad". Finalmente, resaltó que "nadie le impide viajar a Laayoune para presentar las denuncias" que considere oportuna.

xoves, 4 de xuño de 2015

Las multinacionales han robado a África 9.700 millones de euros

La evasión de impuestos equivale a seis veces la cantidad para hacer frente al ébola, según Oxfam. Se basa en una facturación fraudulenta, por la que las corporaciones establecen precios artificiales de productos que venden entre sus filiares.
EUROPA PRESS
MADRID.- Las compañías multinacionales han eludido el pago de 11.000 millones de dólares (9.700 millones de euros) a África en concepto de impuestos fiscales, lo que equivale a seis veces la cantidad necesaria para hacer frente al ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea, ha denunciado en su último informe Oxfam.
En 2010, el último año del que se tienen datos, las compañías multinacionales evitaron pagar 40.000 millones de dólares (35.000 millones de euros) en concepto de impuestos bajo una la llamada 'facturación fraudulenta', una práctica a través de la cual una compañía establece artificialmente los precios de los bienes o servicios que se venden entre sus filiales para evitar los impuestos.
Con las tasas de impuestos corporativos con una media del 28% en África, esto equivale a 11.000 millones de dólares (9.700 millones de euros) en ingresos fiscales perdidos.
"África está perdiendo miles de millones porque las multinacionales están engañando a sus gobiernos al no pagar los impuestos que les corresponden. Si estos ingresos fiscales se invirtiesen en educación y sanidad, las sociedades y economías africanas florecerían más en todo el continente", ha denunciado la directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima.
"Los líderes africanos no deben quedarse sentados mientras las empresas internacionales tienen vía libre para eludir sus obligaciones en África. Los políticos y empresarios deben poner todos sus esfuerzos en una reforma de las leyes fiscales globales", ha señalado Byanyima. "Las naciones de África deben introducir unas medidas más progresivas y democráticas para el sistema de impuestos, lo que incluye detener la exención de pago de las empresas extranjeras", ha agregado.
Foro Económico Mundial de Sudáfrica
Los hallazgos de la organización se producen mientras los políticos africanos se preparar para asistir al 25º Foro Económico Mundial en Sudáfrica. El principal tema a debatir en el encuentro será cómo impulsar la economía africana con un desarrollo sostenible. En este sentido, las reformas fiscales globales -para que África pueda reclamar el dinero que le deben- es crucial si el continente quiere continuar con su mejora económica.
En este contexto, la ONG ha hecho un llamamiento a todos los gobiernos para que envíen a sus jefes de Estado así como a sus ministros de Finanzas a la Conferencia de Financiación para el Desarrollo que se celebrará en Etiopía en julio.

En este encuentro se estudiará cómo se destinará la ayuda para el desarrollo durante las dos próximas décadas, lo que supone una oportunidad para que los gobiernos desarrollen un sistema fiscal global más justo y democrático, según se desprende del informe.

domingo, 31 de maio de 2015

Una película sobre prostitutas divide a Marruecos

El Gobierno islamista prohíbe el film de un director marroquí antes de que solicite permiso para estrenarlo en el país
Ha bastado la difusión por Internet de cinco extractos de seis minutos pertenecientes a una película sobre cuatro prostitutas en Marrakech para que ardan las redes sociales, para que las juventudes del principal partido opositor, el conservador Istiqlal, se manifiesten ante el Parlamento reclamando su censura, para que se cree una página en Facebook -que ya cuenta con miles de seguidores- donde se pide la muerte del director y la actriz protagonista. En medio de ese escándalo, una delegación del Centro Cinematográfico Marroquí acudió al Festival de Cannes para ver la película y recomendó su prohibición. Y el lunes por la noche el ministerio de Comunicación anunció que las “autoridades competentes” prohibían su difusión en Marruecos.
La obra se titula Much loved. Su director es Nabil Ayouch, de 46 años, uno de los más aclamados en el país, ganador en 2012 de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, con Los caballos de Dios, inspirada en los atentados suicidas de Casablanca en 2003. Antes de comenzar el rodaje entrevistó en Marrakech durante un año a más de 300 prostitutas. Las razones que alega el Gobierno del islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) para prohibir su difusión es que la obra “comporta un grave ultraje a los valores morales y a la mujer marroquí, además de un atentado flagrante contra la imagen de Marruecos”.
Much loved se acaba de exhibir en el Festival de Cannes, donde no ha despertado mucho entusiasmo. También hay críticos que ensalzan el retrato de una realidad "sin adornos", aunque "tierno y digno". En cualquier caso, en Marruecos casi no se habla de otra cosa. Ayouch ha declarado desde Cannes a este diario a través del correo electrónico que se muestra “sorprendido y triste” respecto a la decisión del Gobierno. “Esto es incomprensible. La prohibición se produce antes de que hubiésemos pedido el permiso de distribución. Esto es censura previa”. En cuanto a la manifestación de las juventudes del partido opositor Istiqlal, Ayouch señala: “No tengo ni idea de por qué se oponen a la película. Viendo las imágenes de esa protesta, no parece que estén muy interesados en ella. Algunos tenían aspecto de no saber qué hacían ahí”.
En algunas escenas se ve a las actrices bailando danza del vientre delante de unos clientes saudíes; en otro momento las mujeres hablan de sexo de forma explícita y en otra escena discuten con sus clientes saudíes sobre Palestina. Para algunos medios, nada de lo que refleja Much loved debería sorprender a nadie, es tan solo un espejo en el que buena parte de la sociedad no quiere mirarse. “Ni Ayouch ni su película son responsables de la prostitución en Marrakech (…) Los marroquíes no serán libres de ver la película porque el ministro de Comunicación ha decidido por ellos”, señala el diario marroquí Libération.
Algunos intelectuales opinan que hace diez años este caso habría suscitado la solidaridad de muchos artistas y periodistas. Nabil Ayouch sufrió en 2003 la censura de su película Un minuto menos de sol, ante la presión de los islamistas y dijo entonces: “No estoy dispuesto a que los islamistas me impongan su modelo de sociedad”.

No obstante, también hay quienes se han expresado de forma muy contundente contra la decisión del Gobierno. Youssef Ziraoui, director editorial de la página marroquí Huffington Post, ha publicado este miércoles un artículo titulado “Yo soy Nabil” en el que señala la paradoja de que el día de la prohibición, Mustafá El Khalfi, ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno se encontraba en una gira por Estados Unidos con el objeto de difundir “la dinámica del modelo marroquí de reformas”. Y Mohamed Ezzouak, en el portalYabiladi, señala: “He aquí una idea para la próxima película de Nabil Ayouch, la hipocresía XXL, presente en todas las capas de nuestra sociedad. El castin será fácil, somos 34 millones los que aspiramos a un papel".

domingo, 24 de maio de 2015

ESPAÑA- MARROCOS: gráficas, tábos de datos e cuestionario

O alumnado de 3º de PDC do IES Antón Losada, na clase de Ámbito Científico (en colaboración co Departamento de CC SS) traballou cos datos socioeconómicos de España e Marrocos, elaborando unha presentación coas gráficas onde se plasman as profundas diferenzas entres ambos países.
Noutro documento presentamos nunha táboa eses mesmos datos, ampliados, e un cuestionario para analizar e reflexionar sobre estas cifras, centrándonos sobre todo na súa repercusión no benestar das persoas.


venres, 22 de maio de 2015

Sansamba, de Isabel Franc e Susanna Martín

Un día llamaron a la puerta de mi casa, al otro lado había un negro con una bicicleta
Así comeza Sansamba, unha novela gráfica que conta unha historia necesaria con sinceridade e tenrura. Unha amizade real, entrañable, entre a escritora Alicia, unha burguesa progre de Barcelona, e Baala, un mozo senegalés, que se busca a vida no Maresme.
Todo comeza cando o rapaz chegado de Senegal nas dramáticas e vergonzosas condicións habituais, que tamén nos relata no cómic, timbra na casa de Alicia para pedir traballo. A partir de aquí iníciase un camiño de coñecemento e recoñecemento mutuo, no que ambos saltan por riba dos prexuízos asumidos pola súa tradición e formación, e son quen de respectarse e quererse, de alegrarse a vida mutuamente. Alicia atopa o estímulo que necesitaba para superar a rutina e a decadencia física, o devalar plano cara un final que semella próximo. Baala ten en Isabel o apoio que necesitaba para ir gañándose a vida no entorno hostil no que vive e poder mandar diñeiro a súa familia. Arredor destes dous personaxes xorden outros, as amigas de Isabel e a familia de Baala, que enriquecen a historia principal, ofrecéndonos un achegamento a realidades distintas, non necesariamente alleas ao noso entorno.
Non me gustou moito o debuxo, pero o argumento é tan bonito que calquera crítica que se poida facer sería inxusta ante a calidade da narración, os valores que transmite e o optimismo respecto da especie humana que sentimos ao rematar a lectura. Encántame o ton, fuxindo de todo tipo de maniqueísmo ou buenismo, sen ocultar os prexuízos que todos temos e a crítica (tamén a autocrítica), ensamblando a culminación dunha amizade por medio de pequenos detalles, da tolerancia, do cariño e da confianza. Como calquera outra amizade verdadeira.
Claro, o punto de vista é o de Alicia, non o de Baala, pero ese pode ser, debería ser, tamén o noso punto de vista. Aí están os nosos prexuízos de brancos de clase media, receosos co diferente, pero capaces de superalos, porque temos a capacidade de diferenciar o ben do mal, de non caer na compracencia e o auto engano, de ser boas persoas e tratar aos demais como nos gustaría que nos tratasen a nós.

Unha lectura máis que recomendable que ademais conta cunha unidade didáctica magnífica, ideal para traballar nas aulas a problemática da inmigración, pero tamén de como enfrontarnos ao mundo, aos demais, desde unha postura ética. A única ferramenta sólida para vivir mellor, con nós mesmos e cos outros.